Frío panorama para procurador panameño Eduardo Ulloa

260 0

PANAMÁ.- Empresario mexicano continúa siendo impactado negativamente por la justicia panameña, porque sus inversiones y bienes fueron asegurados en medio de un proceso lleno de irregularidades y atropellos por parte de funcionarios y ex funcionarios que forman parte de los tentáculos de la ex procuradora Kenia Porcell y que continúan operando dentro de la fiscalía, por lo que el Procurador General de la Nación Eduardo Ulloa debe de dejar a un lado su tibieza para hacer cambios dentro de su gabinete, que le ha costado millonarias indemnizaciones al estado panameño, y que no solo genera un gasto público porque no hay resultados sino que frenan los procesos llenos de irregularidades.


En medio de una severa crisis de justicia dentro de la fiscalía panameña, el actual Procurador General de la Nación Eduardo Ulloa, tiene una gran responsabilidad, que es la de impartir la justicia rápida y expedita pero para ellos debe de realizar una depuración, cambios serios y estratégicos dentro de su gabinete para recuperar la confianza de los ciudadanos, donde aún permanece e impera el poder de Kenia Porcel, con funcionarios que nombró cuando tenía el cargo de fiscal, quienes fueron tildados por abogados defensores como corruptos.


Pero un segundo y grave problema es también el fiscal Ricauter Gonzales quien fue designado en los casos de alto perfil y el mismo ha fracasado en todos, dejando al país con demandas e indemnizaciones millonarias, pero pese a sus nulos resultados continua al frente de los casos, generando pérdidas millonarias al estado, por el pago de indemnizaciones, por lo que su remoción como fiscal sería un acierto del actual Procurador General de la Nación Eduardo Ulloa.


En este sentido, la ex procuradora Kenia Porcell durante sus funciones logró tejer una red de fiscales anticorrupción y fiscales del crimen organizado para impartir justicia de manera amañada, llena de violaciones al debido proceso, siendo jueces y partes al mismo tiempo, lanzando una serie de hostigamientos a ex funcionarios de la gestión del ex mandatario Ricardo Martinelli Berrocal, y a empresarios inversionistas a quienes les fabricaron delitos, acusados de transgresiones a la ley, pero jamás fueron probados, es más, incluso no pasaron a los tribunales de justicia lo que evidencia que fueron víctimas de funcionarios corruptos.


Una estocada para la justicia panameña fue, cuando el fiscal Ulloa, designó a Delia De Castro, y Leyde Machuca como secretaria y sub secretaria de esta institución la primera muy cercana colaboradora y complaciente de la ex procuradora Kenia Porcel quien tuvo que salir por la puerta trasera del MP, al ser revelados sus cercanos nexos con el ex presidente Juan Carlos Varela, en los reveladores “Varelaleaks”, demostrando su tibieza para ejercer cambios que favorezcan a la justicia panameña.
Durante las funciones de Kenia Porcell en la fiscalía, De Castro, forjó una carrera muy exitosa, ocupando cargos de alto perfil, siendo una persona de su entera confianza, pero en medio de una crisis por impartición de justicia fue nombrada como secretaria general, por lo que ahora las irregularidades y violaciones al debido proceso continúan contra empresarios quienes llegaron a invertir su capital en Panamá de manera legal y transparente, generando empleos que ahora muchos no tienen en medio de la contingencia sanitaria por la que atraviesan.


Finalmente urge que el procurador general de la Nación Eduardo Ulloa, empiece a recuperar la credibilidad y confianza de la Fiscalía, por ello debe también agilizar los casos que son denunciados ante el Ministerio Público, ya que los denunciantes o víctimas tienen que esperar años para el resultado y cuando por fin son dados, no son los esperados por el mismo sistema corrupto que impera dentro de la fiscalía, que hasta ahora tiene a un empresario, inversionista y filántropo que llegó a invertir su capital generando empleos mejorando la calidad de vida de muchas familias, en espera de los resultados favorables, pero el sistema de justicia plagado de irregularidades aún no toma el rumbo correcto.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *