Fundación De Marco lleva juguetes, ropa y despensa al corazón de la Zona Maya del estado, Felipe Carrillo Puerto

* Doscientas familias beneficiadas de las comunidades de Mixtequilla, San Andrés, Kopchen y Noh Kah.

* La fundación “De Marco”, del filántropo y empresario italiano Sergio Rafael de Marco, extiende sus apoyos a los niños y familias vulnerables y en situación de olvido en el estado.

FELIPE CARRILLO PUERTO, 9 de febrero.- Más de 200 familias en estado vulnerable y en rezago social en las comunidades Mixtequilla, San Andrés, Kopchen y Noh Kah se beneficiaron con despensas de alimento básico y cobertores que fueron entregadas por la fundación “De Marco” en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, misma que ha recorrido la parte norte y centro del estado, llevando alegría a los niños quienes recibieron juguetes, ropas y calzados.

La fundación “De Marco”, del filántropo y empresario italiano Sergio Rafael de Marco, extiende sus apoyos a los niños y familias vulnerables y en situación de olvido en el estado, por lo que en un recorrido en las comunidades de la “Zona Maya, entregaron a las amas de casa, paquetes con alimento básico y artículos de limpieza así como latas de leche para bebés.

En las comunidades mayas, donde las autoridades solo los toman en cuenta en épocas de elecciones, así lo manifestaron las familias que agradecieron la buena voluntad del filántropo Sergio Rafael de Marco, porque “solo cuando necesitan que votemos por ellos vienen a hacer promesas de campaña, pero cuando ganan se olvidan de nosotros” coincidieron los habitantes de los poblados Mixtequilla, San Andrés, Kopchen y Noh Kah.

Fueron más de 200 familias que recibieron el apoyo de cobertores y despensas por parte de la Fundación de Marco, quienes llegaron con recursos propios hasta las zonas alejadas en el municipio de Felipe Carillo Puerto, mismos que agradecieron infinitamente el apoyo incondicional, y que por cierto hicieron reciproco en apoyo, al regalar de corazón frutos de la región a los colaboradores de dicha fundación a quienes los invitaron a regresar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *